Eres tú.

Alguien se sentó en mi alma, se posó ante mis ojos y dejé de luchar, dejé de creer en mi solo por el hecho de ser tan ingenuo, empecé a creer mas en sus palabras que en las mías todo se volvió irreal ante mis ojos sino estaba ella, sino estaban sus palabras, sino estaba su mirada viendo mas allá de todo, ya no tenía nada porque vivir.

Me enfoqué en un “por siempre” sin darme cuenta de lo que estaba haciendo, de lo que estaba pasando. Y aunque dije tantas cosas no fueron suficientes para tenerte cerca, solo fui alejándote de mí, cansándote de mi y en un solo momento descubrí que no siempre es “por siempre”, yo sé que se puede salvar aunque todos lo den por perdido, nosotros nunca no daremos por vencidos. Nunca se escribió una historia sin un final.

Por mas que trate de hacerlo funcionar siempre el miedo estará de mi lado, nunca será suficiente para mí porque siempre estoy buscando mas de mi no de los demás, siempre doy lo mejor de mi sin esperar nada a cambio y si mi destino es sufrir pues sufriré por ti, solo por ti.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: